viernes, diciembre 15, 2006

martes, diciembre 12, 2006

Sobre la muerte del dictador








El página 12 (Argentina) para mí ha sido la mejor portada, aunque confieso que estoy esperando la del Clinic.




Mientras, me sorprendo con el pinochetismo aún vivo en el país. Cuando salió el informe Valech donde se reconocieron las torturas, Cheyre pidió perdón a nombre del ejército, los candidatos derechistas se alejaban del dictador y hasta los más recalcitrantes parecían sentir vergüenza por los robos descubiertos en las cuentas del banco Riggs, la figura de Pinochet parecía desterrada al lugar donde siempre debió haber estado.

Parecía un país políticamente correcto, donde matar era malo, donde las torturas avergozaban, y los robos del dictador y su familia sobre todo para la derechapor fin lo transformaban en un dictador como todos, y lo desterraban del sitial del salvador de la patria en que siempre quisieron ponerlo. Hoy el discurso facista renace y lo volvemos a escuchar con una UDI alineada y cabizbaja de vuelta en su origen, y lo vemos en las filas interminables de quienes se despiden del dictador.

El jefe de la Iglesia Católica -institución que se portó tan bien durante la dictadura- tuvo palabras elogiosas para el dictador, pidiéndole a Dios que lo perdone y sepa juzgarlo en el contexto que vivió, olvidando la necesidad de la verdad y del arrepentimiento para obtener el perdón.


JUSTICIA



La Nación hoy nos recuerda la justicia que nunca tuvimos, mientras algunos medios nacionales vuelven sus ojos hacia el ex Presidente Frei, hacia el juez Guzmán y los ministros de la Corte buscando las explicaciones obvias a la actitud de un gobierno que impidió la acción de la justicia en España para traerlo a un país donde el poder judicial actuaría para dejar impune al dictador. El juez Garzón en el extranjero, ha hablado del pacto entre Blair, Frei y Aznar para eludir su enjuiciamiento en España, como pueden leer aquí. Yo al menos aplaudo la consecuencia de Bachelet para no rendirle honores a un genocida.






Y un dato más, el artista Ramón Muñoz Coloma tenía preparada una galería de artes visuales y literatura denominada "Arte y Dictadura" que pueden ver aquí



martes, diciembre 05, 2006

EL SISTEMA...

... que programa la computadora que alarma al banquero que alerta al embajador que cena con el general que emplaza al presidente que intimida al ministro que amenaza al director general que humilla al gerente que grita al jefe que prepotea al empleado que desprecia al obrero que maltrata a la mujer que golpea al hijo que patea al perro.

Eduardo Galeano.Días y noches de amor y de guerra.

martes, noviembre 07, 2006

Marcha contra la censura en internet


Reporteros sin Fronteras está promoviendo una ciber-marcha contra la creciente censura en internet, un fenómeno que esta agrupación estudia emitiendo un informe anual al respecto. En cifras, en China hay 50 ciber disidentes, bloguers y periodistas detenidos por sus opiniones o informaciones, lo peor de todo con pruebas aportadas en algunos casos por sociedades como Yahoo, que ha entregado informaciones provenientes de sus correos personales, vulnerando así la privacidad de sus mails.
La censura se perfecciona en 13 países, con verdaderos ejércitos operando para filtrar los contenidos e identificar cualquiera que utilice palabras consideradas “subversivas”.

Si quieres unirte a esta ciber marcha, pincha aquí (y no te olvides de pinchar la bandera española)

lunes, octubre 30, 2006

Boris Quercia: “Soy el rey de los huevones, me vine a celebrar el día del cine donde no hay cine”


El día del cine se celebró en Copiapó, aunque para mi gusto debiera ser más bien un día de reflexión, de esas conmemoraciones que se hacen para recordar a alguien que se ha muerto. Hace un poco más de un año nos quedamos sin cine, el viejo Alhambra, hoy un espacio cerrado que da pena ver.
Boris Quercia proyectó su película “El Rey de los Huevones”, actividad auspiciada por el Consejo Regional de Cultura en la Sala de Cámara. Y Aunque me quedé con las ganas de ver el filme, porque cerraron la puerta antes que yo pudiera entrar debido al exceso de público, sí fui a lo que venía después, un momento de esparcimiento en un pub, con el cineasta y audiovisualistas de la zona.
Ahí me enteré que Boris Quercia había comenzado su intervención en la ceremonia diciendo que realmente era el rey de los huevones porque se había venido a celebrar el día del cine a una ciudad donde no había cine

viernes, octubre 20, 2006

Saya en el desierto



Fue una tarde de sábado, de trabajo en Paipote, cuando miré el desierto de fondo y este grupo de niños que cultivan los bailes andinos y en particular la saya, y me detuve a fotogafiarlos, cautivada por el paisaje, sus trajes y sus expresiones.

martes, octubre 17, 2006

Borges revela algunas claves de su estilo:


“El tiempo me ha enseñado algunas astucias: eludir los sinónimos, que tienen la desventaja de sugerir diferencias imaginarias; eludir hispanismos, argentinismos, arcaísmos y neologismos; preferir las palabras habituales a las palabras asombrosas, intercalar en un relato rasgos circunstanciales, exigidos ahora por el lector, simular pequeñas incertidumbres, ya que si la realidad es precisa la memoria no lo es; narrar los hechos (esto lo aprendí de Kipling y en las sagas de Islandia) como si no los entendiera del todo”

De “Borges en Revista Multicolor” (obras, reseñas y traducciones inéditas en Diario Crítica: Revista Multicolor de los sábados, l933-l934)

martes, octubre 03, 2006

Hija de Lilith

“Palabra de Mujer”, fue una publicación, diría más bien que una revista literaria femenina. Impresa en serigrafía sobre papel craft, llamaba la atención a primera vista y más aún al leerla. La leí por primera vez el año 1988 ó 1989, en Copiapó, gracias a ese cronopio llamado Gabriel Indey –tiempos en los que aún escribía- que me prestó un ejemplar, siempre en su afán generoso de expandir los gustos por algunas de sus preferencias de la movida cultural especialmente santiaguina, fuera de circuito de distribución en esta ciudad.
A estas alturas no recuerdo exactamente a quienes leí en esas páginas, ya que descubrí por el mismo tiempo a Heddy Navarro, Diamela Eltit, Teresa Calderón, entre otras. Pero en mi memoria quedó grabada una de las páginas de esa revista, la que hablaba de las hijas de Lilith.
Lilith, de acuerdo a libros apócrifos de la Biblia – que en código feminista podríamos decir que fueron ocultados por el poder patriarcal- sería la primera mujer, creada por Dios junto a Adán, en igualdad de condiciones respecto al macho. Lilith se aburría con Adán, no aceptó sus formas y su afán de superioridad y habría escapando del Jardín del Edén, incapaz de soportar el guión y buscando una mejor vida donde los faunos y otros seres mitológicos.
Adán se deprimió tanto con la soledad y con la frustrada relación con Lilith que Dios se apiadó de él y aprovechando su sueño, le sacó la costilla y le creó una mujer a su medida, Eva, dispuesta a seguir el juego de Adán y a respetarlo como su señor.
La irreverente Lilith ha sido rescatada por movimientos de mujeres. Si le creemos a Jung con los arquetipos, y ese conocimiento que las distintas culturas van protegiendo a través del tiempo con historias y mitos que nos hablan en ocasiones al oído, en otras al corazón e incluso a la razón, algo nos dice la historia de esta mujer.
A mi parecer, en primer lugar reivindica la igualdad de la mujer frente al hombre, su libertad para elegir lo que realmente desea y no lo que Adán o incluso Dios esperaría de ella, y su existencia además probaría que el género femenino no cargaría en exclusiva con la responsabilidad del pecado original y la expulsión del paraíso. Sería Eva entonces, una mujer, no LA mujer.
Así, hay mujeres que se sienten más cercanas a la Eva, mientras otras tantas a la irreverente Lilith. Cuando leí Palabra de Mujer me reconocí inmediatamente como una hija de Lilith, y me sentí bien. Más en paz también con Dios, con los mitos bíblicos y sintiéndome menos sola.
Pregunta para las mujeres ¿Y tú a quién te sientes más cercana?

viernes, septiembre 29, 2006

Un cielo distinto

Dicen que en la edad media discutían acerca de cual era el sexo de los ángeles. Durante mi educación católica, recibí múltiples lecciones respecto a la creación, los siete días, el jardín del edén y por su puesto el nuevo testamento. Las parábolas de Jesús, y todas esas historias que algo tienen de fascinantes con tantos años de antigüedad. Pero sobre el cielo, me han transmitido muy poco, más bien algunas vagas alusiones de Cristo al nuevo reino, en el que estarían todos sus discípulos antes de su muerte – según una traducción de San Marcos- y otras del Antiguo Testamento que más bien parecen metáforas.
Como de niña he sido una ávida lectora, me he tropezado en más de una ocasión con diversas descripciones del paraíso y del infierno, la divina comedia, por cierto, nos ha entregado diversas metáforas que dejan claro su carácter de símbolos. También la mitología griega ha contribuido a mi imaginario y al de innumerables generaciones con esos rayos precediendo a la voces o apariciones de los dioses, el más allá y los infiernos con límites que encierran a monstruos fantásticos y condenados al castigo. Una contribución fundamental a la idea que tenemos del paraíso han sido las diversas pinturas con imágenes de ángeles y santos y también las películas y dibujos animados que durante la infancia intentaban responder al qué va a pasar después de la muerte.
Cosmogonía, le dicen a este aspecto de las diversas culturas donde el o los dioses creadores, la concepción de bien y el mal y el sentido de la vida son el motivo central. Y formando parte de la judeo- cristiana encuentro demasiado fome esa idea de un cielo tranquilo, lánguido con gente vestida de blanco y celeste, y quizás tocando instrumentos en una banda sonora de sonidos suaves sin pasión –prefiero lo docto al new age-.
Pero para mi agrado hay otra posibilidad, algo que descubrí gracias a Borges Oral, un libro que adquirí en la feria del libro usado -que alunizó un par de semanas en la plaza de la ciudad- y que reúne cinco conferencias que el escritor ofreció en la Universidad de Belgrano. Una de ellas está dedicada a Emanuel Swedenborg (Estocolmo 688-l77), un sacerdote, irlandés, científico con más de 25 libros publicados sobre anatomía, geometría y mineralogía a los cincuenta y cinco años. Sirvió al Rey Carlos III y su vida se transformó luego de lo que él definió como una revelación pero que para muchos no fue más que un acceso de locura: un desconocido –narra Swedenborg- lo siguió por las calles de Londres e ingresó a su casa para decirle que la iglesia estaba decayendo y que debía renovarla, creando la iglesia de Jerusalén. El desconocido era Jesús.
Así tuvo el privilegio de poder caminar por el cielo y el infierno y describir los parajes y la vida en cada uno de ellos, los que plasmó en una extensa obra. Se trata de un cielo distinto, donde la inteligencia también es un valor, como la sensualidad, el amor, porque la tesis es no empobrecer. Un cielo con más colores y sensaciones que la Tierra, más vívido.
Swedenborg cita la historia de un hombre obsesionado en esta vida con ganarse el cielo, para ello se apartó del mundo con el fin de rezar y meditar hasta que la muerte lo alcanzó y llegó al cielo, lugar donde no supo qué hacer porque su mundo se había empobrecido tanto que no encajaba. No entendía las conversaciones de los ángeles, no lograba aprender ni compartir.
Otro punto importante es la salvación, que se alcanza no sólo por las obras y la fe, también es posible por la obra intelectual. Dios no condenaría a nadie, los ángeles se acercarían a todos los muertos y él, por su libre albedrío, escogería por afinidad el lugar donde se sintiera más cómodo, existiendo también una zona intermedia de espíritus que dialogan con ángeles y demonios.
Toda esta visión se encuentra en una extensa obra –de otros 25 libros- de prosa reposada e inteligente según Borges, donde destaca “Del Cielo, Del Infierno y Sus Maravillas”.
Swedenborg fue declarado loco, cuando en los últimos años de su vida conversaba con los ángeles y los demonios en su cuarto, viviendo con antelación lo que sería la vida en el cielo de acuerdo a su visión del más allá. Un personaje del que no sabía nada, pero que me ha encantado con ese cielo posible, y ese infierno hecho de zancadillas y conspiraciones, y no de fuego y tormentos.

Pd: De todas formas, gugleé al personaje en cuestión, después de todo a Borges le encantaba inventar supuestos personajes, así que para cerciorarme de mi ignorancia...

miércoles, septiembre 20, 2006

Se nos enfermó el Tío Lalo

Este martes, el Tío Lalo tocaba en el Parque El Pretil, en un recital de música chilena donde también mostrarían lo suyo Clarita Parra y Lalo Vilches, un espectáculo absolutamente gratuito como una forma de despedir los festejos de Fiestas Patrias. Lo organizaba la Municipalidad, en la temporada “Comunidad Viva”, que financia una minera de la zona.

El Tío Lalo se subió al escenario y cantó, algo cansado después de haber estado en la Jein Fonda, luego en otro sector de Santiago y después haber tomado el avión rumbo a esta ciudad. Cerca de veinte minutos antes terminó su actuación por lo que él sintió como un exceso de cansancio, pero que los médicos luego de examinarlo diagnosticaron como una insuficiencia respiratoria acompañada de una arritmia que lo han mantenido hospitalizado. La familia decidió trasladarlo a Santiago, a la espera de abordar un avión comercial equipado con oxígeno, por si tuviera alguna complicación.

Se trataba de la segunda actuación del Tío Lalo en Copiapó, lo tuvimos en el mes de abril por estas tierras, ocasión en que se presentó en la Sala de Cámara y abrió la cuenta pública del alcalde de la ciudad. Esa vez, acompañó a los funcionarios municipales a un asado que tuvimos después de todas esas actividades, donde nos dimos cuenta que su humor es realmente envidiable, conocimos a su esposa, enfermera de profesión y fans número de su marido, y varias de sus historias. Al tío le gusta la buena comida, lo que puede disfrutar de lo placeres de la vida, filtrados por los atentos cuidados de su esposa que en esta ocasión no lo acompañó en la gira.

En la oficina, muchos medios de comunicación han llamado durante la mañana solicitando información respecto a la salud del Tío Lalo. Al parecer, ninguno de los medios locales fue anoche a la actuación, así que las únicas imágenes existentes estaban en nuestro poder, las que por supuesto hemos facilitado.
Ahora sólo nos queda esperar que el Tío Lalo se mejore luego, y que no haya sido más que un susto a sus 88 años.

martes, septiembre 19, 2006

La degradación de Plutón y los escorpiones

El pasado 25 de septiembre me enteré que la convención de astrónomos en Praga había decidido por votación unánime degradar a Plutón a la categoría de planetoide, cambiándonos todo lo que hasta entonces había sido nuestra idea del sistema solar. Ahora tiene sólo 8 planetas, y no nueve, y tres planetoides enanos, Plutón, Ceres y Xena.
La razón argumentada por los astrónomos es que Plutón tendría sólo 2.274 kilómetros de diámetro, más pequeña que nuestra luna de un diámetro de 3.476 kilómetros. Además, su órbita no sería muy alargada y para colmo de males, giraría en dirección opuesta a todos los planetas del sistema.
Esta es la información que ha circulado fuertemente por los medios de comunicación del mundo, llamando la atención de las personas de diferentes latitudes del planeta y haciéndonos pensar en cuántos libros quedarán defasados y cuántos textos de estudio deberán reeditarse en el mundo por este cambio.
Sin embargo, ayer me di cuenta que esta decisión de los astrónomos dejaba sin su mayor fuerte de identidad a todos los que somos del signo escorpión, ya que su planeta regente es, precisamente Plutón, en homenaje al dios de los infiernos.
Bueno, para compartir con los otros escorpiones esta pérdida, supongo que deberemos pedirle una explicación ahora a los astrólogos, para que ahora ellos se junten en una convención y vean como resuelven el problema de los escorpiones.
O simplemente tendremos que olvidarnos de la astrología, evitar los horóscopos y demases. Después de todo, siendo estudiante de periodismo con primer año aprobado, unas vacaciones trabajé haciendo las páginas de cable de uno de los diarios de mi ciudad. Era la época en que llegaban por telex, y de vez en cuando se interrumpía la transmisión o fallaba el servicio y no llegaba el horóscopo. Era una de mis oportunidades de escribir, y me sentaba en un computador a sugerirles a los aries que tuvieran cuidado ese día con dejar pasar al amor de su vida, a los piscis que era un hermoso momento para reflexionar y a los Leo que no era la ocasión adecuada para hacer sentir sus rugidos.
Supongo que a más de alguien el horóspoco le arregló el día o anduvo cerca de cumplir la predicción.
Pero no sé cómo los y las astrólogas podrán transformar los movimientos de los astros a recomendaciones si ya hay uno que no se mueve o que nunca fue superior a otros planetoides que pululan por ahí. Como diría Condorito ¡Exijo una explicación!

viernes, septiembre 15, 2006

Cuando Harry conoció a Sally

Ayer, casualmente, me encontré con "Cuando Harry conoció a Sally" y la volví a ver. La disfruté mucho más que la primera vez, con la distancia de los años que al menos a mí me han enseñado a apreciar más aquellas cosas que nos hablan sin tantas pretenciones del género humano, de nuestros defectos, la lucha contra la soledad y la búsqueda tan compleja del amor, cuando es tan difícil estar solos y tanto o más acompañados.
Actualmente puedo apreciar una comedia romántica, cosa que en el año que la vi (1989) sólo me parecía un placer culpable, ya que estaba interesada en indagar en los grandes discursos, los grandes temas, el cine con mayúscula -la experimentación, los independientes, los clásicos la respuesta a qué es un buen cine ¿pero qué es eso?-, además, a esas alturas no tenía la experiencia para reirme de tan buena gana con la escena donde Meg Ryan finge un orgasmo.
Tal vez este filme se conserve en la mentes de muchos y así pase a la historia, por esta escena que a más de un macho habrá dejado con alguna duda respecto al orgullo de siempre llevar al orgasmo a sus parejas, que como a Harry (Billy Cristal) se le desmoronó ante la actuación. Ah! y no está de más recordar el remate de la escena, donde la señora de edad más avanzada le pide al mesero que le sirva lo mismo que a Sally.
Estuve cachureando por ahí y me encontré la escena en cuestión:

Debo decir que la película me gusta completa, por la historia, que me resulta muy cercana, por la forma en que está contada como también por los diálogos que le valieron a la guionista Nora Ephron su postulación a un Oscar.

martes, septiembre 12, 2006

Otra forma de violación



(Nota sacada de La Nación)
Mark Lawson The Guardian
En un mundo de urgencia mediática, la mayoría de las fotos que aparecen en los diarios ha sido tomada a lo más 24 horas antes. La excepción son los jóvenes que mueren o desaparecen y que siguen mostrando las mismas sonrisas durante días, luego por años e incluso décadas. Imágenes de tres de estos niños perdidos fueron irradiadas por el mundo hace una semana: Jon Benet Ramsey, asesinada en 1996; Natascha Kampusch, secuestrada en Austria en 1998 y Liam Hogan, muerto hace un mes cuando su padre saltó con él desde el balcón de un hotel en Creta. Si los periódicos tuviesen sonido, en estas páginas se escucharían los Lieder de los Niños Muertos de Mahler.
Este impulso hacia los retratos de los jóvenes idos proviene de la percepción de que existen pocos dolores más grandes para los padres que sobrevivir a sus hijos y se ve alentado por la costumbre de los medios de señalar que la cifra de muertos en un ataque militar o accidente aéreo “incluye a muchos niños”.
SIGUE LEYENDO

viernes, septiembre 01, 2006

Michelle Bachelet entre las más poderosas


Según el ranking elaborado por la revista estadounidense Forbes, Michellet Bachelet es la mujer más poderosa del mundo hispano, y está en el número 17. Una nota que bien reproducen hoy La Tercera y La Nación, dejando en claro que uno de los aspectos que se tomó en consideración fue precisamente el acceso de mujeres a cargos formales de poder político.
Esto me hizo pensar en una de las reflexiones que el otro día hacía Juan Vera respecto a que es importante lograr no sólo la satisfacción de nuestros públicos o clientes, si no que llegar al orgullo.
Yo me siento orgullosa que Michelle Bachelet, sea la Presidenta de la República, y que salga en un ranking internacional de estas características. Me agrada su trayectoria, su buen humor, sus heridas de vida que se han transformado en cicatrices sanas.
Sin embargo, a pesar de mi historia de vida y por tanto mi forma de ver la realidad, no dejo de ser también una consumidora volátil de política, donde mis preferencias rápidamente se debilitan con algunos hechos que me molestan, como esas declaraciones que me huelen a desconfianza en torno a no buscar "carreras propias", la debilidad del gabinete de la presidenta, o la declaración de la Ministra de Cultura de que "no le teme a Parra". En este punto estoy muy de acuerdo con lo dicho por Rafael Gumucio en su última columna del Clinic, algo así como que no es necesario que una Ministra de Cultura sea una buena actriz, si no más que bien que sepa como tratar a Parra.
La presidenta me hace sentir orgullosa, pero algunos de sus gabinete no. Por opacidad en algunos y condoros en otros, algunos incluso en sus debuts. La política tiene que ver con esa capacidad de conversar sobre los temas que nos interesan a todos, con reducir la incertidumbre, con construir la realidad de una manera conocida y aceptada. Los buenos políticos son aquellos capaces de darnos seguridad, de impresionarnos de vez en cuando poniendo las piezas en otros lugares o sacando algún conejo de debajo de la manga cuando pensábamos que todo se había dicho o el tema estaba agotado.
Trabajé con un buen político una vez, a veces me era muy díficil comprenderlo, y no era nada de fácil seguirlo. Una de sus características era traducir muchas de sus decisiones a refranes o frases y una de las que aprendí con él es que en política lo mejor es "barrer para adentro". La paridad de género tal vez sea una manera de hacerlo, pero hay muchas más sobre todo si el gobierno de una mujer para ser diferente se ha propuesto ser más participativo, con comisiones o sin ellas.
Seguiré deseándole mis parabienes al gobierno de Bachellet, siendo una espectadora más de este proceso donde las principales críticas apuntan a debilitar la imagen de la presidenta con argumentos como su falta de liderazgo, que me parece una estrategia que apela al lado machista de los hombres y mujeres chilenas.

lunes, agosto 21, 2006

Felicitaciones Mónica Gonzalez


Mónica Gonzalez recibirá este martes el Premio "Homenaje a la Vida" otorgado por la Fundación Nuevo Periodismo que preside Gabriel García Márquez. Se trata de un reconocimiento a la trayectoria de esta valiente periodista chilena, que en tiempos de dictadura se dedicó a investigar y publicar gran parte de las violaciones a los derechos humanos, pero también los manejos turbios de dineros y otras tantas atrocidades que ocurrieron durante el gobierno de Pinochet.

Mónica Gonzalez escribió desde "Cauce" y "Análisis", con la repetida reacción de las dictaduras de detenciones, persecuciones y torturas, que nunca la alejaron de su vocación por el periodismo. En democracia, ha sido editora de los difuntos diarios "La Epoca" y "Siete", aunque ahora ignoro cuál será su trabajo.
Este es un homenaje a un periodismo valiente, arriesgado, con medios de comunicación también capaces de enfrentar la censura y la represión.

Sin embargo, hoy también se entregó el Premio Nacional de Literatura, y han habido cuestionamientos al machismo de este galardón otorgado sólo a tres mujeres en la historia. Al respecto me pregunto si a Mónica González, teniendo méritos de sobra para tener el Premio Nacional de Periodismo no se lo han dado ¿A cuántas mujeres le han entregado este galardón?
Pero bueno, mis felicitaciones a esta periodista que con su ejercicio ha dignificado la labor de los periodistas. Y supongo que en algún minuto le darán el Premio Nacional de Periodismo.

sábado, agosto 19, 2006

Perdonen la ausencia


He estado perdida de la blogósfera un buen tiempo. Primero fue la inexplicable pérdida del blog, no podía entrar y verlo deprimía... Ocurrió cuando puse el último post que quedó en esta eternidad de ausencia puesto.
Entre que me resignaba a perder mi blog, reconstruirlo o qué se yo casi mágicamente se arregló, pero creo que ahí perdí el hábito, porque en general pega siempre hay mucha, tensiones constantes y en medio de todo siempre me hago un tiempo para el blog, sólo porque es uno de los espacios en que puedo desarrollar algo que siento totalmente mío, un espacio personal de creación.
Bueno, y en medio de este receso el blog cumplió un año en la blogósfera, balance positivo que podría haber sido mucho más si no fuera por la última ausencia.
Algunos cambios en mi vida personal: me cambié de casa. La razón principal es compartir el hogar con Cristian, después de varios años de pololeo. La mudanza fue recién esta semana, así que aún vivo el caos que desembocará finalmente en el orden de haber ubicado todo nuevamente.
Mi madre fue intervenida de uno de sus ojos, todo salió bien. Ese ojo está a salvo. Desgraciadamente el otro no, fue demasiado tarde y perdió el noventa por ciento de la visión. Fue un tanto triste, mi madre fue a La Serena a todo eso, así que tampoco tuve la posibilidad del contacto físico que en casos como éste algo sirve.
Por lo demás, leo menos que de costumbre, aunque tengo un par de libros en el tintero para comentarles. He visto algunas películas interesantes, la videoteca ha crecido, y también un par de comentarios en la cabeza sobre algunos filmes.
Bueno, estoy de vuelta y ahora sí haré los links prometidos.

jueves, junio 29, 2006

Tras los pasos de José Miguel

A todos los que se expusieron, sin importarles los costos.
Eran tiempos difíciles y todos los sabíamos. El año decisivo, en que a punta de protestas y movilizaciones la dictadura debería caer. José Miguel era uno de los nuestros, él se decía mirista, algo raro entre tanta fauna partidista, yo sospechaba que era un destacado miembro de la dirección de este movimiento revolucionario a pesar de su corta edad, ya que no pertenecía a la Juventud Rebelde Miguel Enríquez como habría correspondido, como los otros locos que andaban por ahí rayando las paredes de Macul o del pedagógico.
Era como todos: flaco, pelo largo, morral, chalecos de lana e imposible de distinguir su origen social. La moda de la izquierda en ese tiempo tenía esa ventaja, de hacernos parecer a todos iguales disimulando nuestra pobreza, y había que hacer esfuerzo para distinguir que una de las compañeras era artesa con Hush Pupies y blue jeans Levis. Para los que andábamos pendientes de las cosas verdaderamente importantes, como derrocar a la dictadura. Quedaba poco tiempo para nosotros, para estudiar y sacar la carrera, algo tan burgués en un año tan importante, y menos aún para divertirnos y desarrollar esas vidas personales. Tampoco para darnos cuenta de quién tenía más recursos. Claro, igual nos enamorábamos, salíamos y carreteábamos en las peñas y después de todo la adrenalina nos motivaba en las protestas, podíamos sentirnos que éramos parte de algo y eso pesaba para bien. Así lo demostrábamos en cada una de las asambleas universitarias donde discutíamos –previas instrucciones de nuestras direcciones partidarias- lo que vendría.
El pedagógico tenía la misión de dar la señal. Si la idea era que las protestas fueran grandes e intensas, el peda tenía que hacer una gran protesta unos tres días antes. Eso estábamos discutiendo en la asamblea cuando el futuro comenzó a ennegrecerse para José Miguel. No sé cómo se dio cuenta, tal vez eran demasiado robustos, pero él llamó a unos cuantos, entre esos a mí, y detuvo la reunión diciendo que habían infiltrados. Los encaró mientras los otros los inmovilizábamos. No eran más de diez en una reunión con más de cien universitarios.
Ellos dijeron ser de la Chile, que los habían enviado para ponerse de acuerdo.
- Entonces tú dimes de qué partido político eres – les dijo José Miguel.
- Soy del partido Socialista Miguel Enríquez.- respondió uno de los infiltrados, que parecía ser el líder.
Con más seguridad ante la confusión del infiltrado que no sabía con exactitud que ninguno de los numerosos partidos socialistas se llamaba así, fueron revisados. Uno de ellos portaba una tim de escuela de paracaídismo. Dos de ellos lograron arrancar hacia la rectoría y no fue posible sacarlos de ahí, territorio enemigo, pero los otros tres fueron llevados por nuestros compañeros en un taxi hacia la comisión de derechos humanos. El taxista fue muy valiente, uno de esos anónimos que cooperó con la causa, logró evadir al volvo de la CNI que lo persiguió durante cuadras.
Los infiltrados fueron fotografiados y dejados en libertad en la comisión de derechos humanos. No volvimos a saber de ellos.
Días más tarde estábamos en la protesta más grande que hasta entonces habíamos desarrollado. Era julio. Los secundarios hacían de las suyas, llegando al pedagógico, mientras que el cordón Macul estaba en su auge, los de Ciencias de la Chile y los del IPS estaban defendiendo su territorio, mientras nosotros también hacíamos lo propio. Una molotov quemó al militar a cargo de la disuasión, y entonces militares y carabineros tomaron la decisión de entrar con tanquetas al pedagógico.
Estábamos adentro, ya todos corrían y algunos buscaban refugio. La dirección de la toma estaba en un estanque de agua y había dado la orden de dispersarse y buscar refugio. A los secundarios los escondieron en el ciclotrón, junto con la dirección. Algunos universitarios comenzaron a salir por el portón, hasta que un carabinero cerró la puerta y gritó “están todos arrestados”.
El cepillo, que como siempre vendía cigarros a diez pesos, sólo atinó a gritar “cigarros a $20”. Me reí en medio de la desgracia que veía venir. Nada más que hacer, así que procedimos lentamente a entrar al bus de carabineros. Para nuestra sorpresa no nos pegaron, nada de lumas ni de otras brutalidades tan acostumbradas.
Llegamos a la comisaría del sector, la 18. Éramos casi 300. Nos tenían a todos en fila cuando se paró un furgón de donde comenzaron a salir encapuchados. Pensé que eran más detenidos, jóvenes, algunos chascones, como nosotros, pero me di cuenta de mi error cuando comenzaron a pasear con total libertad circulando frente a nuestra fila, mirándonos con sus ojos llenos de ira. Buscaban amedrentarnos y por supuesto reconocer a alguno que seguramente ya tenían identificado. No sé por qué no lo asocié inmediatamente con el incidente de los infiltrados.
Pero José Miguel pensaba más rápido. Estaba al lado mío y nos dijo que miráramos con atención al que venía porque le iba a quitar la capucha. Pensamos que estaba bromeando, después de todo quién podría hacer algo así en las circunstancias en que nos encontrábamos. Pero era verdad, me dije al ver la cara de uno de los infiltrados tras el rápido movimiento que José Miguel hizo dejando su rostro totalmente descubierto. El CNI se urgió y tres de los que estaban más cerca se tiraron sobre él. José Miguel resistió, a golpes y forcejeos se lo llevaron. No me sentí bien, como tampoco los demás cuando ya no estaba, sin haber hecho nada por defenderlo.
Estábamos detenidos, teníamos miedo, y carabineros nos vigilaban con sus pistolas. Hacer algo habría sido simplemente suicida. No nos importaba tanto la vida, nos exponíamos sabiendo los costos posibles, pero algo muy distinto era transformarnos en carne de cañón.
El comisario se enteró de la ausencia de José Miguel y ordenó a los encapuchados que se fueran de su comisaría. José Miguel volvió moreteado, pero satisfecho. Al verlo sentí orgullo, y me sentí raramente desvalido, con un tanto de temor recorriéndome el cuerpo.
A los dos días la mayoría estaba fuera. Los 31 que quedábamos fuimos trasladados a la comisaría 19, la de providencia, donde el trato fue mejor. Escuchábamos a la Manola Robles en la Radio Cooperativa, y los pacos también, a pesar del río mapocho que se había desbordado y que estábamos sin agua, incomunicados y en un calabozo estrecho y maloliente. Sólo por la Manola Robles nos esterábamos de nuestra situación. En uno de sus despachos dijo que 31 estudiantes universitarios detenidos habían pasado a la fiscalía militar. Eso significaba cargos graves por terrorismo. Nos contamos. Ahí nos dimos cuenta que éramos 31 y que nuestra situación era grave. Pensé en mi madre, en mi padre, en lo que dirían porque su hijito estaba detenido, incomunicado y quizás qué vendría después.
Nos llamaron a un examen médico. La lista incluía a trece, el presidente de mi carrera, varios de los dirigentes más connotados y por supuesto José Miguel. A mí también me llamaron al último, iba llegando al carro cuando un paco me preguntó que qué hacía allí y le dije que me habían llamado para el examen. “Anda al calabozo no más cabrito, ese carro ya está muy lleno” me dijo y volví a la celda sin hacer preguntas, sin pensar en nada.
Los compañeros no volvieron. Pasaron los días y no regresaban, mientras comenzaron señales alentadoras como dejarnos tener visitas. Recibí a mi madre enojada, llorosa y prometiéndome que me volvería a mi ciudad si salía de ésta, aunque no fuera nunca un profesional. Me dio mucha pena, pero no me detuve en eso, porque los hechos eran demasiado rápidos, todo incierto y difuso. Lo único claro es que teníamos una causa, una misión, un objetivo que llevar a cabo. Los sentimentalismos estaban de más.
Activistas de derechos humanos se preocuparon que tuviéramos mucha comida, frutas, galletas, bebidas y cigarros que los pacos dejaban pasar, mientras afuera hacían vigilias día y noche para que ninguno de nosotros volviera a desaparecer.
Casi una semana después nos soltaron, con cargos en la fiscalía militar, un proceso que no sabíamos a donde nos conduciría. Nuestros compañeros nunca volvieron a la comisaría, pero días después los soltaron. Supe por el presidente de mi carrera que los habían llevado al cuartel Borgoño de la CNI, los torturaron e hicieron lo posible porque “cantaran” de todo. José Miguel fue el más maltratado, con corriente, golpes, y vejaciones que lo hacían verse años más viejo, con sus ojos ahora desencajados. Los compañeros dijeron que no habló.
José Miguel denunció que lo había retenido un grupo en las afueras de la universidad, en una asamblea. Su discurso fue como siempre claro, ilustrado, sólido. Luego en el casino contó que lo habían sacado de la pensión en la noche y lo habían devuelto en la mañana tras los golpes y la corriente. Poco a poco comenzó sólo a hablar de los CNI que lo perseguían, de los chequeos que se hacía para darse cuenta que estaba siempre con “cola”, un tipo afeitado que andaba tras sus pasos.
Mi madre cumplió a los pocos días su amenaza y dejándome sin el escuálido financiamiento que tanto le costaba a mi familia, me obligó a volver al norte. Lloré mis sueños de ser profesional y pensé que ya no habría otra oportunidad mientras comenzaba a hacerme a la idea de buscar un trabajo. Volví a Santiago unos meses más tarde, después del atentado, y descubrí que algo se había apagado entre mis compañeros. Varios ya no estaban, algunos presionados por sus familias, otros asustados por la represión.
José Miguel vagaba, había dejado la carrera, incapaz de concentrarse en algo, de volver a ser el alumno brillante que discutía con los profesores. Ahora hablaba de los tipos que lo perseguían, de las constantes retenciones, su discurso ya no era claro y no convencía nadie después que un siquiatra lo había declarado loco.
Yo también pensé que era cierto, pero años más tarde dudé de la siquiatría cuando descubrí a uno de los infiltrados en mi ciudad, siguiéndome. En vez de tratar de evadirlo lo enfrenté, con el miedo transformado en rabia que me envalentonó para gritarle que qué quería. El se rió, sacó un cigarro de su chaqueta y me aconsejó que no me olvidara de José Miguel, el loco, porque ya se había encargado de uno, pero todavía le quedaban más en su lista. Y yo era uno de ellos. Intenté golpearlo, pero él me derribó y me mostró su pistola sobre mi sien. Nos veremos, me dijo y se fue.
Nunca más volví a verlo.
Pd: Por más que he intentado, no he logrado subir la imagen.

martes, junio 20, 2006

Pequeñas cosas


A veces las pequeñas cosas nos hacen felices. O lo que logramos sentir como un mundo, aunque sea diminuton para otros. Eso pensé después de ver esta fotografía que tomé un tiempo atrás.

jueves, junio 15, 2006

Los cuatro tipos de bloggers que sobrevivirán



Según Pau Hayes, Managing Director de Times Newspaper, los grandes medios online están mejor situados para proveer la mejor y más confiable información, al contrario que los blogs. No obstante, el británico opina también que estos macromedios online terminarán por hacerse con los servicios de lo que él denomina “top bloggers”.
Estas figuras del blog “serán las únicas que consigan sobrevivir a medio plazo” siempre según sus predicciones, que vaticinan que estos supervivientes de la blogosfera serán:
Los de marca: escritores conocidos o celebridades que atraen por el prestigio de su nombre
Los agregadores inteligentes: saben aconsejar a sus lectores respecto a la utilidad de los sitios de los que hablan.
Los bien relacionados: periodistas, políticos o especialistas en determinadas materias que dotan valor a lo que dicen por la relevancia de sus contactos
Los brillantes: aquellos que llaman la atención por la calidad de sus escritos o por la originalidad de su contenido

Esta nota viene de I Congreso Internacional de Nuevo Periodismo

¿Sobrevivirá mi blog? ¿Qué blogs creen ustedes que perdurarán?

martes, junio 13, 2006

Gulliver y Jaime Lorca en Copiapó

A Jaime Lorca, Copiapó es una ciudad que le dice algo. Y es que a comienzos de los 90, cuando pertenecía a La Troppa, estrenó "Lobo" en esta capital regional, en el Gimnasio Techado del Liceo Sagrado Corazón, como parte del programa de teatro itinerante del gobierno de la época. Recuerda que fue un estreno "nervioso", pero por sobre todo agradece los cambios en la infraestructura cultural de la ciudad, refiriéndose a la Sala de Cámara.
Lorca volvió la noche del viernes a Copiapó, en gira nacional con "Gulliver", su primer trabajo en solitario después de revolucionar el teatro chileno con "Gemelos", "Pinocchio" y "Lobo", en una propuesta caracterizada por la inclusión de múltiples elementos e ingeniosos efectos.
"Gulliver" está basada en la novela de Swift, donde aparece un gigante atrapado por pequeños enanos en una metáfora que para Lorca es totalmente contingente. "Esta obra habla de la libertad, es una metáfora enorme, muy amplia. Este gigante en cualquier momento podría soltarse, Gulliver podría liberarse, de un manotazo podría terminar con sus problemas, pero no lo hace ¿por qué? Pareciera que porque tomar la libertad es muy peligroso, se enfrenta un abismo cuando uno es dueño de uno mismo, ahí hay un tema que es muy profundo" reflexiona este artista.
Para Lorca, "Gulliver" es también "una gran sátira política contingente, a la forma de hacer política. 300 años no son nada en política ni en la evolución humana". El montaje actual evoluciona hacia la utilización de marionetas y ha cultivado los aplausos del público y de la crítica, desde que el 23 de marzo la estrenara con un total de 40 presentaciones en Santiago.
Luego de esta gira nacional producida por el Centro Cultural Matucana 100, en septiembre comienza sus presentaciones en 40 ciudades de Francia y 4 de Bélgica, en un viaje que durará hasta abril del próximo año. Una itinerancia que será posible gracias a una coproducción chileno-francesa.
La presentación de "Gulliver", en Copiapó fue posible al esfuerzo conjunto de la Municipalidad de Copiapó, Mineras Candelaria, Ojos del Salado y la Universidad de Atacama, con entradas gratuitas que se agotaron rápidamente.
Después de ver la obra, me quedé pensando en ese sello personal de quien ha pasado por La Troppa y se sigue preguntando por los límites de la actuación en el escenario. Nos deja además de encantados por el contenido también maravillados por un espectáculo visual, completamente cuidado en sus detalles de iluminación, sonido, y textos.
Pobre gigante, pensé, hambriento con un estómago enorme difícil de llenar para los enanos que veían en el una esperanza que él nunca entendió como su destino. Pobre gigante, que a pesar de todo aprendió a encontrar lo bueno en la relación con los otros más que en las grandes misiones, en la paz o la guerra.

lunes, junio 12, 2006

La mala pata



¿Han sentido alguna vez que era uno de esos días en que simplemente era mejor no levantarse? Eso fue precisamente lo que debí haber echo el miércoles pasado, pero esa mezcla de responsabilidad, escepticismo y el impulso de seguir con la normalidad que siempre uno lleva adentro, me llevó a levantarme y a ir a trabajar.
Algo duro, ya que llevaba varias noches de trasnoche básicamente producto de los insomnios de Eduardito, que estaba enfermo e insommne. Cuento corto, en la tarde y después de desoír las recomendaciones de casa de pedir permiso o algo así debido a mi estado calamitoso, me caí en el primer piso del edificio, en pleno cemento, dejándome un dolor en el pie que pocas veces he sentido.
Me hice la valiente y después de un buen rato para lograr afirmar el pie, subí a la oficina, realicé lo más urgente hasta que el dolor me lo impidió y terminé en la mutual de seguridad, donde el doctor dijo que no era grave, ya que no había fractura. Así que he estado en reposo, me perdí un cumpleaños el sábado al que tenía hartas ganas de ir y me he movido poco de la casa. Nada de paseos, salidas, ejercicios, etc.
Eso sí el viernes fui a trabajar y descubrí que las escaleras no son nada de amigables para quienes tienen una mala pata. También que el dolor es persistente, y te vuelves conciente de lo importante de tu cuerpo cuando te falla.
Lo bueno es que el día que estuve en cama pude leer harto, y el fin de semana he visto dos documentales, dos películas, he tomado mi vieja agenda de citas y me he dejado llevar por la inercia. Después de todo, no ha sido tan mala pata.

viernes, junio 09, 2006

Humberto Maturana:“Los jóvenes buscan darle sentido a sus vidas”

La rebelión de los pingüinos “tiene que ver con un dolor espiritual por la falta de sentido que la educación formal otorga al vivir de los jóvenes”. Eso piensa el biólogo y filósofo chileno Humberto Maturana, quien agrega: “El vivir sin sentido, sin el amparo de una comunidad, es una cosa muy dolorosa. Y eso es lo que le está pasando a los estudiantes chilenos. Es por eso que salen a protestar”.
La Nación
Francisco Marín

Comenzó como un movimiento tímido. Casi parecía un berrinche. Un pataleo poseso de reivindicaciones repetidas. Pero la “revolución de los pingüinos”, como ha gozado llamándola la prensa latinoamericana, desempolvó la adolescencia. Esta vez los gritos llevaron a la LOCE al paredón. Una figura jurídica que da cuerpo a un sistema educativo que “es concebido como un negocio y donde las personas son tratadas como mercancías”, dice Humberto Maturana (75). Y eso es lo que rechazan los estudiantes “que necesitan sentirse parte de un proyecto común, y que quieren ser útiles a la comunidad a la que pertenecen”.
En entrevista con La Nación, el filósofo y biólogo, creador de textos como “El árbol del conocimiento”, -reconocido en el mundo entero- expone sus visiones acerca de los problemas que afectan a la educación chilena y que quedaron en evidencia con los recientes levantamientos estudiantiles, que han dado origen a la más importante protesta secundaria que se haya registrado en Chile en democracia. “Cuando alguien pide ser escuchado, como hacen los estudiantes, uno se pregunta: ¿Qué es lo que quieren decir y no pueden? Yo creo que este movimiento estudiantil refleja una sensación de no sentirse respetados, de no sentirse invitados a un futuro que les haga sentido en sus vidas”.
-¿Qué le parece que después de tanto tiempo en que una inmensa maquinaria simbólica ha construido estereotipos de la juventud, en los que se realza su carácter superficial e incluso antisocial, sean adolescentes quienes estén promoviendo cambios a la educación?
-Todos nosotros cuando éramos niños en algún momento hacíamos visiones respecto de nuestro futuro. Cuando chico yo iba a ser aviador, iba a ser legionario, aventurero, iba a explorar. Pero esas son todas visiones que en el fondo implican un tipo de presencia desde uno en un mundo que hace sentido. Sin embargo, en la actualidad lo que se hace es empujar a los jóvenes a un espacio mercantil, carente de sentidos. Esos sentidos antes lo proporcionaba la familia, pero también el colegio que tenía una cierta identidad. Pero eso no está en la cultura actual, salvo en los colegios públicos más tradicionales, como el Instituto Nacional, que es justamente donde han comenzado las movilizaciones.
Maturana cree que una de las grandes diferencias de la educación actual con la que él recibió cuando era estudiante, es que en ese tiempo, a pesar de las diferencias de pensamiento, todos querían lograr a través de la educación lo mismo: “Devolverle al país lo que de él habían recibido”. Siguiendo su análisis, existiría un cambio sustantivo entre esto y la situación actual en donde se promueve una visión individualista y competitiva de la educación. “Si uno le preguntase hoy a los jóvenes en el primer año de universidad qué es lo que quieren de sus estudios, yo no creo que mayoritariamente digan: ‘devolverle al país lo que me ha entregado’. ¡Porque el país no les ha entregado nada! ¡Todo lo han tenido que comprar!”.
“Entonces -concluye Maturana-, yo pienso que este movimiento estudiantil responde a la necesidad espiritual de ser parte de un proyecto común, de un proyecto nacional, que les haga sentido, en el que perciban que su actividad es significativa para la comunidad de la que forman parte. Ese proyecto estaba desapareciendo y lo que los estudiantes hacen es intentar reconstruirlo”.
-¿Y cómo cree que ha enfrentado el tema el Gobierno?
-Yo creo que la Presidenta Bachelet está un poco atrapada por su entorno que trata el problema de la educación como un tema económico, como un tema de inversión y producto. Siento que ella no ha podido abrir un espacio donde sea posible abordar lo fundamental, que es el sentido de la educación, el proyecto de país. Y lo que ahora tenemos que hacer es regresar a lo fundamental que es justamente el sentido de la educación y el proyecto de país. Tenemos que construir un proyecto donde todos se sientan partícipes de la creación de un país donde sea deseable, digno y creativo vivir.

miércoles, mayo 24, 2006

Triste panorama mundial registra Amnistía Internacional


Ejecuciones de civiles por parte de ejércitos y grupos extremistas tanto de derecha como de izquierda, prisiones para detenidos sin juicio, el hacinamiento de las cárceles en Chile, el 46 por ciento de los niñ@s no tiene acceso a la educación primaria y una serie de horrores que están sucediendo en los diversos puntos del planeta son parte de este informa de Amnistía Internacional.
Ojo, que la guerra contra el terrorismo es el nuevo nombre que tienen los países para aumentar las desigualdades sociales y la represión.

Sigue leyendo esta nota de La Nación

martes, mayo 23, 2006

Me cargan que me digan “Mijita”

Ya lo han dicho muchas veces: en el lenguaje las formas de la discriminación se multiplican y consolidan. Más allá de la discusión sobre el poner el género al lenguaje, yo lo siento muy dentro cada vez que me dicen “mijita” o alguna de sus variaciones más frecuentes: chiquita, chatita, mija o hija. Una serie de diminutivos que no van con mi personalidad, y que especialmente en las relaciones de trabajo me molestan profundamente.
En mi ya larga lista de trabajos me he encontrado con diversas clases de hombres, y en algunos de ellos uno huele esa actitud machista que a algunos se les sale por los poros. Debo decir que como resultado final no he tenido ese tipo de problemas, ya que por norma general mantengo las distancias con cualquiera que me huela a estilo troglodita, y en particular comienzo con pequeñas aclaraciones y mayores cuando el caso lo amerita.
Una de ellas es no dejar que me mijiteen.
Es como si en medio de una reunión, o de estar hablando de una decisión importante pretendieran tratarte como inferior en algún sentido, decirte casi tontita, descalificando de esa manera tus opiniones o posturas y darse ellos el lugar de las canas. Cuando era más joven era aún peor, con eso de que la juventud es sinónimo de inexperiencia, ya que en este país te empiezan a tomar en serio después que cumples los treinta años.
Creo que he tenido éxito en esto, que la tentación sufrida por varios al inicio de mi carrera, cuando todavía era una joven demasiado bonachona y que buscaba aprobación, fue cortada por mi otro impulso de ponerme de igual a igual. He tenido personal a cargo –en ocasiones colegas y hasta todos hombres-, me he desempeñado también como asesora e igualmente me he desempeñado en otros espacios como el gremial o un círculo de estudios sin pasar por el clásico mijiteo.

viernes, mayo 19, 2006


Una vista diferente de la catedral de Copiapó, con uno de esos cielos que esta ciudad nos regala tan cotidianamente.

sábado, mayo 13, 2006

Escritura de calidad


Respecto a la calidad de la escritura:
"Que no es escribir bien, porque eso lo puede hacer cualquiera, sino escribir maravillosamente bien, y ni siquiera eso, pues escribir maravillosamente bien también lo puede hacer cualquiera. ¿Entonces qué es una escritura de calidad? Pues lo que siempre ha sido: saber meter la cabeza en lo oscuro, saber saltar al vacío, saber que la literatura básicamente es un oficio peligroso. Correr por el borde del precipicio: a un lado el abismo sin fondo y al otro lado las caras que uno quiere, las sonrientes caras que uno quiere, y los libros, y los amigos, y la comida."
Palabras del Discurso de Caracas, del libro "Entre Paréntesis".

Pensaba en todo esto, en la fragilidad de ciertas historias y la obsesión de plasmarlas. La literatura explora en la condición humana, en las mentes, las almas, los hechos y tanta cosa que es peligroso mirar, y también valiente hacerlo, y finalmente escribir no es fácil si no todo lo contrario.
Dejé de adolescente la música, y aún hoy envidio a quienes tienen un lenguaje sin palabras para expresarse y salirse de los intersticios de la vida. A los artistas visuales, incluso a ese mundo audiovisual que puede liberarse de tanta palabra atada a las grandezas, podredumbres y extravíos de los seres humanos.
Siempre me interrogo y me vuelvo a preguntar respecto a por qué salvar un texto de la papelera (digital o física) o echarlo a volar. Estas son algunas de las respuestas provisorias, modestas, que voy siguiendo.
Tal vez sirvan de algo para todo ese debate en el post sobre los héroes en la literatura, la calidad de la escritura de Volio, o tal vez no agregue nada a nadie más que a mí.

viernes, mayo 05, 2006

Cada vez veo más tele


Mi relación con ese aparto llamado televisor siempre ha sido un tanto inconstante. Puedo pasar meses sin ver más que las noticias, prender el televisor de fondo en las mañanas con el instrumental objeto de ver la hora y, claro escuchar un poco más de noticias, pero siempre he dejado algún tiempo para ver películas, aunque la mayoría no proviene de la televisión abierta.
Pero no sé qué me ha pasado en los últimos meses, que he agarrado el hábito de pegarme al televisor. Consecuencias: me duermo más tarde, leo menos, pero me acuesto más temprano. Lo más preocupante ha sido el descenso en mi ritmo de lectura. También escribo menos.
Anoche estaba viendo, por ejemplo, Hora 25. Un programa que me dedico a seguir, aunque a veces me deja con un sabor a poco. Anoche no, la entrevista a José Miguel Villouta estuvo genial, creo que ha sido una de las mejores que he visto en televisión sobre temática gay. Sobre todo cuando dijo que al salir del closet se produce un cierto odio hacia sí mismo, porque cuesta eso de aceptar que "te gusta verle el culo a un tipo". No quiero decir con esto que me haya detenido en esta forma de expresarse, que en esa parte fue francamente provocadora, si no más bien en el hecho de que habló relajada pero incisivamente sobre lo que es ser gay, sobre como se trata el tema en los medios y los espacios a los que reducen a los homosexuales.
Claro, eran cerca o más de la doce de la noche, pero bien porque cada vez más en este país las pantallas se abren -gracias al esfuerzo de varios, no es gratis- para hablar de aquellas cosas que por siglos se han callado.
Bueno, con Entre Medias me rio bastante, aunque de vez en cuando me hace pensar. Un buen guión, que a ratos sólo se acerca demasiado a Los Treinta, cuando las sacan de la realidad en esa especie de sillón de siquiatra. Y así, mucha tele, más de la que quizás me gustaría, pero aún no he dejado de estar de acuerdo con Fuguet en eso de que más vale una mala película que un buen estelar.
En fin.
pd: O los temblores se han calmado por estos lados o ya nos acostumbramos. Terremoto no ha habido, sólo algunas predicciones de sismólogos que han provocado o acentuado el temor. Pero ya todo está más tranquilo.

martes, mayo 02, 2006

Continúan temblores


Escribo un martes en la mañana. Son cerca de las diez y quince, estoy en el trabajo, en un segundo piso que se mueve suavemente con los ya tres temblores que esta mañana hemos sentido. Al lado de este edificio hay una escuela, que con su alarma ante los sismos me hace pensar que los niños y niñas no deben estar pasándola demasiado bien y que muy difícilmente se están logrando concentrar con tanta evacuación de emergencia.
Pienso en mis hijos, que deben estar en lo mismo en otras escuelas y me cuestiono si habrá sido una buena decisión el haberlos enviado a clases. Todos queremos que la vida siga como siempre, y alterar nuestras rutinas es darnos por vencidos al miedo, de algo que no sabemos si va a ocurrir, porque los temblores como están hasta ahora no representan demasiada amenza. La rutina es una muestra de normalidad, que aleja la idea que va a pasar algo mayor.
Gracias a los que han comentado y han tirado buenas vibras. Resumiendo los últimos días, el domingo recién pasado tuvimos 170 temblores, pero la mayoría de ellos no fueron percibidos por la comunidad. Llevamos más de 21o sismos hasta ayer, el mayor de ellos fue de 6 grados escala mercali la tarde del domingo.
El lunes llegó un equipo de sismólogos de la Universidad de Chile y de la Oremi, y están reforzando la red de sismógrafos, a través de los medios nos enteramos de las interpretaciones a este fenómeno llamado enjambre sísmico, que en 1973 también se produjo. Esa vez no pasó nada más, mientras que en televisión vi a uno de la Oremi decir que para el terremoto de Santiago del 83 también se dio una situación como ésta.
Lo más complejo de todo esto es la reacción del cuerpo, esa que nos heredaron nuestros viejos antepasados que necesitaban sobrevivir ante tanto peligro, y hoy nos hace generar adrenalina y una sensación de alerta nada agradable. En fin. Sólo espero que deje de temblar pronto.

domingo, abril 30, 2006

Tiembla a cada rato en Copiapó

Este es un post muy movido. Lo estoy escribiendo muy rápido, irá sin imagen por lo mismo. Espero terminarlo antes que venga un nuevo temblor fuerte, como si viviéramos las réplicas de un terremoto que aún no ha sido y ese fantasma o la huella de esa posible presencia es la que tiene a todo el mundo con los pelos de punta.
Yo he tenido que venir a un ciber, al más cercano que encontré, dejando muy a mi pesar a mi familia por unos minutos, para hacer la declaración de renta que para variar dejé para el último día. Y entre temblor y temblor la hice, hubo dos, mientras los restantes internautas salían y la página de sii se mantenía indiferente a lo que pasara por un territorio tan real como éste. Con tanta gente asustada.
Ahora me iré a la casa, pero puedo contarles que mis vecinos, al menos, tratan de hacer varias normalmente. Claro, hay que contarles que han habido como doce temblores ya -según mi precaria cuenta- desde las 6:30 de la mañana. Escribo a las 19:15. Ya nadie va a comprar al negocio más cercano solo, a los niños se les suspendieron los habituales permisos para salir a jugar a casa de uno y otro, ya que como hasta las cinco y media de la tarde nadie quería tomar demasiado en serio todo esto de los temblores.
La Oremi ya declaró la alerta, y están trabajando en la intendencia, que no me tinca que sea un edificio muy seguro. Dicen que los terremotos son imposibles de predecir, pero al menos si viene algo grande, por estos lados ya todos estaban sicológicamente preparados. Sin mucho más que contar y apurándome para no aumentar la ansiedad en mi familia, los dejo.

miércoles, abril 26, 2006

Cicatrices que se abren


Mi blog ha estado más bien botado durante varios días, que se han transformado en semanas y ahora en algo más de un mes. El trabajo ha sido en gran parte el culpable, que me tiene sin vida personal o con un espacio mínimo para desarrollar o pensar en algo distinto. Valgan estas palabras como excusa y espero volver a estar como siempre en la blogósfera.
Por estos días me horrorizo como muchos otros y otras con las informaciones que aparecen y dan cuenta que los restos entregados a los familiares de detenidos desaparecidos no correspondían a sus seres queridos. Abrir de nuevo la herida de quienes tanto han sufrido tratando de encontrar a los suyos, me parece algo demasiado horroroso. Es gente que ha sufrido mucho con la negación de lo que les sucedía, con su búsqueda constante en principio con la recóndita esperanza de encontrarlos con vida para luego conformarse con sólo tener la certeza de que ahí estaba su cuerpo y que podían descansar al cumplir con el necesario rito de despedir un cuerpo y comenzar así a cerrar el duelo. Pasa por un dolor demasiado íntimo y profundo de los familiares de detenidos desaparecidos y del resto del país, de seres que como yo sentimos las cicatrices que se abren.
Me pregunto qué habrá pasado por la cabeza de las autoridades que tuvieron el informe en las manos y optaron por callar, por dejar las cosas como estaban y seguir adelante sin investigar. Pienso en cómo pueden hoy mirar al país y sentir que estuvieron en lo correcto, o que era lo que había que hacer, invocando un bien superior o qué sé yo. Todo esto me asombra.
En medio de las elecciones de la DC, tal vez algunos ven el provecho político que pueden sacar de responsabilizar de todo esto a Soledad Alvear, candidata a la presidencia de dicho partido, pero esa es una visión mezquina, algo secundario ante los graves hechos que sólo nos pueden llevar a pedir que se investigue a fondo, que lo más rápido posible puedan identificar los restos y así terminar con este episodio que una vez más nos recuerda el horror que ha vivido nuestro país durante tantos años.

lunes, abril 17, 2006

Citas


"El verdadero héroe de algunas obras literarias es el lector que las aguanta"

Sergio Golworz

sábado, abril 08, 2006

Gatti en Copiapó



Hacía días que trataba de convencer a Cristian y a Mirtha que dejaran el viernes el taller -donde están creando juntos un par de obras-, y fuéramos a ver a Eduardo Gatti. Mi poder de convencimiento francamente había sido cero, pero el mismo viernes, después de la despedida de Eduardo de su cargo como encargado de cultura y cuando ya me había dado por vencida, salió la tímida propuesta de gastar los en total $18.000 pesos (a $6000 cada entrada), para entrar al Arte Pub a ver y escuchar al autor de Los Momentos.
Cerca de las once de la noche llegué, Cristian me esperaba. Como fuimos los últimos en comprar las entradas no nos quedó más que compartir la mesa con un tipo que había quedado solo después que su amigo se incomodó con el ambiente, así que procedió a acompañarse con toda la botella de vino. Hablaba mucho, la soledad le movía la lengua para vomitar historias tristes, que no nos logran atrapar en su sentimentalismo de borracho, en su monólogo sobre él, mientras las horas pasaban con un par de artistas teloneando hasta después de las doce y doce media o una o una y media, no sé, mientras el trago que habíamos pedido jamás llegaba y Gatti tampoco, hasta que por fin empezó, y entonces la música me emocionó y la gente cantaba los temas más populares y él se reía satisfecho de tener un público y de alguna manera sentirse vigente.
Encontré corta la actuación, pero su forma de contarnos varias de las historias de las canciones nos hizo sentirlo muy cerca. Los Momentos, por ejemplo, nació cuando estaba en un país nórdico, luego que se embarcara y se desembarca pensando que el poncho que llevaba le bastaría para el frío con el magro resultado de una neumonía. En la convalecencia, cuando descubría que deseaba volver a Chile, nació Los Momentos, como otro viaje que lo inspiró en su retorno. Pasaron varios meses para que entrara a Los Blops y luego ellos grabaran el tema que entonces terminaba abruptamente.
Mientras contaba todo esto, me preguntaba que sentiría Gatti, sabiéndose parte de la historia nacional de la música, que ya su obra trascendió estando él vivo. Minutos más tarde, en la barra, tuve la posibilidad de preguntárselo. Respondió que le ha permitido vivir de la música, que añoraba la tele de antaño, más respetuosa de la música y los artistas, y que cuando la escribió jamás pensó que se transformaría en un clásico. Hablamos de otras tantas canciones, mientras rechazó varias invitaciones hasta que se fue a posar para una foto con el personal del pub y luego a su hotel.
Seguimos en la barra un buen rato, conversando con un fotógrafo que resultó ser un vecino, yo pensando en la música de este cantautor, en como logró emocionar a tanta gente con su guitarra, su voz y especialmente sus letras. Buscando una foto para ilustrar esta tardía nota sobre la actuación de Gatti, encontré su web institucional, bastante más suelto que los tradicionales.

martes, abril 04, 2006

Colegio de Periodistas sanciona a quienes publicaron lo que la dictadura quiso


Un importante fallo ha llamado mi atención, una vez más me enteré gracias a periodismo global (que quedó por lo demás entre los finalistas en el concurso Atina Blogs Awards). El Colegio de Periodistas -consejo metropolitano-, a través de su Tribunal de Etica, ha condenado a los editores y a una periodista que en su minuto publicaron que detenidos desaparecidos se habían matado entre sí como un ajuste de cuentas en el extranjero, denominado Operación Colombo.
El fallo es drástico, y alude al incumplimiento de la carta de ética del gremio vigente en la época que dice “el periodista no deberá aceptar presiones de sus empleadores para que falte a la verdad”, “son faltas extremas a la ética profesional la participación en la violación de los derechos humanos y la desinformación premeditada” y “los ataques injustificados a la dignidad, honor o prestigio de las personas, instituciones o grupos”.
Técnicamente, el fallo alude a la contrastación de las fuentes, “no cumplieron con su obligación de confrontar los hechos base de la noticia con otra fuente que no fuera la oficial, con lo cual fallaron en entregar la verdad que la ciudadanía tenía el derecho a recibir”. Esto, porque claramente hubo fuentes en ese entonces de gobierno que les entregaron la información. El fallo va más allá y también alude a las responsabilidades del Colegio de Periodistas en esa época, dejándolo en pocas palabras, bastante desacreditado.
El texto original apareció en La Nación
Un fallo a tres décadas después, que de alguna manera también nos habla hacia el hoy. No es fácil entender como alguien puede poner algo tan despreciativo de la vida humana en un titular como ese del "exterminados como ratas", que da cuenta del ambiente que hacía posibles las matanzas de esa forma. Habían enemigos, que no eran considerados seres humanos y eso también se dejaba ver en los medios de comunicación. Ahora, el fallo nos habla de los trabajos mínimos que un periodista debe hacer y que un editor debe cautelar, para entregar informaciones que no sean parte de un montaje o tan sólo una construcción irreal, y que hoy también, -en tiempos de paz y de más respeto entre las personas- es bueno hacer, para cumplir con la misión de un periodista interesado en algo más que cobrar su sueldo a fin de mes.

lunes, abril 03, 2006

Quién fuera

Estoy buscando una palabra
en el umbral de tu misterio.

Estoy buscando una escafandra,
al pie del mar de los delirios.

(Silvio Rodríguez)

miércoles, marzo 29, 2006

Piglia: "Nicanor Parra merece el Nobel"


El locutor de la ceremonia anuncia la entrega del Premio José Donoso y convoca al ganador: "Antonio Piglia", dice. "¡Ricardo!", lo corrigen. La audiencia ríe. Piglia, el aludido, no se hace problemas y lo toma con humor: "Uno de mis libros que más me gusta es Nombre Falso", comenta al momento de agradercer el galardón que entrega la Universidad de Talca, dotado de 20 mil dólares.
Autor de las novelas Ciudad Ausente y Plata Quemada, Piglia revela su vinculación con la obra de Donoso: "Es un escritor intelectual, eso me interesa de él, que no cae en cierta ideología latinoamericanista del vitalismo, que ha creado un estereotipo de escritor latinoamericano. En cambio, está cerca de Henry James, Conrad, Scott Fitzgerald, que renovaron la narrativa de manera silenciosa y donde el narrador es un personaje muy inquietante".
Piglia destaca sobre todo sus novelas cortas, como Coronación y El Lugar sin Límites: "Su gran calidad está en esa media distancia, tan James, tan Conrad", afirma.
Considerado el heredero de Borges, fallecido hace 20 años, Piglia sotiene que "el hecho de que no haya recibido el Nobel va contra el Nobel". A su vez, no duda de que Nicanor Parra, el autor chileno que más admira, "merece el Nobel, pero tampoco lo necesita; ya todos saben el escritor que es".

martes, marzo 28, 2006

Con el blog a la academia


El viernes pasado tuve la primera clase de mi nuevo ramo "Taller de Blogs y Realidad Regional". Bueno, debo decir nuestro ramo porque es una creación y una apuesta colectiva no sólo de la Facultad de Ciencias Jurídicas en la que trabajo, ya que está a nuestro lado Alejandro Cataldo, que es académico de la Facultad de Ciencias Informáticas y estarán también otros profesores de la universidad.
La idea surgió de una vieja necesidad: la de provocar un espacio de encuentro entre los actores de diversos ámbitos de nuestra región, sus preocupaciones y los estudiantes y académicos de la universidad. Al decano se le ocurrió mezclar los blogs, como yo andaba blogueando - armé un blog de las jornadas de minería el año pasado y he hecho algunas acciones más que han dado cuenta de mi afición- echamos a correr la idea y finalmente salió el curso que tiene cerca de 100 alumnos de primer y segundo año de la carrera de derecho.
El curso tiene una primera etapa a cargo de Alejandro, que será un clásico taller de blog donde la evaluación es el manejo del blog de cada alumno. Luego comenzamos con las conferencias de parlamentarios, autoridades, dirigentes sociales, representantes del mundo religioso, entre otros. Existirá un blog corporativo del curso, donde se subirán las conferencias y linkeados adosados, los de los estudiantes. En él , deberán trabajar comentarios sobre las conferencias, mientras también deberán escribir como evaluación final un post sobre algunos de los temas tratados.
Una experiencia que espero resulte, y hasta otro profe me decía que hiciéramos un taller de blogs para los profesores, ya que a varios les sería de utilidad subir sus ponencias a la blogósfera. me llamó la atención sí, en la presentación, que ninguno dijera tener un blog ni saber sobre el tema.

jueves, marzo 23, 2006

Por qué inscribirme en la cartografía cultural


Iba a escribir esto en un comentario al post anterior, pero como es un poco largo y en rigor me obligó a cuestionarme un par de cosas más que mi respuesta automática, mejor desarrollaré la idea, que me planteó indemne respeto a para qué inscribirse en la cartografía cultural, si esto tiene que ver con reconocimiento de "artista oficial", muy ansiado para muchos.
Alguna vez escribí un artículo que se llama "Quijotes de la lectura en peligro de transformarse en mamuts" en este blog, que de alguna manera comenta las políticas de fomento de la lectura impulsadas por el consejo de cultura, por supuesto muy loables y bien intencionadas, pero que para mí parten de un diagnótico equivocado de la situación. Le tengo simpatía a este organismo del Estado que se preocupa de los artistas, por su misión, en la región han hecho cosas interesantes y el estado de cosas en materia de cultura en esta zona ha cambiado. Aunque no tengamos cine.
A pesar de estas simpatías, opino que el consejo debe estar muy alerta de lo que está pasando en los temas que les competen. En lectura pienso que hoy, en parte gracias a los blogs, se está leyendo y escribiendo mucho en Chile. También influye positivamente el cine, con el subtitulado, y no integran este tipo de realidades -que son parte del campo de los hechos- para trabajarlos positivamente, ya que los fenómenos de por sí tampoco son sólo positivos o negativos, hay que trabajar los contenidos y las formas y estimular algunas factores o elementos.
Eso a quien cultive alguna expresión artística puede importarle o no, es su opción. Aparecer una cartografía, de alguna manera reconocido por el Estado, no va a ayudar un ápice a escribir, pintar, fotografiar o hacer mejor o peor cine.
Pero sí en términos de políticas públicas es importante que los que están a cargo tengan la visión, que sepan qué y como se mueve el mundo en general y quienes cultivan diversos formatos, en particular, en los cuales el blog es uno importante. Inscribirme en la cartografía es un poco querer provocar esa visión, decirles que la blogósfera es un mundo interesante que como cualquier mundo, tiene de todo, y gente que hace arte, literatura, periodismo, cosas de mala calidad, diarios personales, ensayos (alguien decía que era un género en extinción juro que está en uno de mis libros mientras que en la blogósfera abundan) perversiones, de tooooodo. Y que es bueno mirar eso que hay ahí, que va a seguir existiendo y desarrollándose con o sin la mirada del Estado chileno.
PD: Mi mail con la inscripción rebotó, así que llamé a la encargada, que no estaba, dejé el número y nombre para que me devolviera la llamada indicándole lo que había pasado. Llamada que nunca fue devuelta y he marcado el número unas cuantas veces más sin obtener la suerte de poder comunicarme. En fin.

lunes, marzo 20, 2006

A inscribirse en la cartografía cultural

Por estos días, el Consejo de la Cultura y las Artes realiza la inscripción de artistas para la nueva edición de la cartografía cultural. Se trata de una base de datos que registra a quienes desarrollan las distintas disciplinas artístico- culturales en las diferentes regiones del país. Este año he decidido inscribirme, con el blog. A ver qué pasa, si responderán el clásico blog qué? o pasará la inscripción.
Me he puesto de acuerdo con otro periodista amigo, Omar, que también tiene bastante literatura en su blog, para que se inscriba en el mismo ámbito. Creo que sería un importante reflejo de lo que está pasando en la blogósfera que todos intentáramos inscribirnos.

lunes, marzo 13, 2006

La primera animala es alta como una torre
desnuda en un monte vacío y abandonado.
De una figura privilegiada a todas seduce el
roce de sus partes llenas de brillo. Cuentan
que pasó muchas vidas con los ojos vendados
y eso agudizó a tal punto sus sentidos que
ahora ninguna se atreve con ella. Los ojos
los lleva pintados con la forma de una mujer
contenida de silencio. Cada pisada suya deja
el contorno de una deseo en el cielo dibujado.
Ella parece dura como el destino pero es un
espejo donde nos gusta meter la mano y
disfrutar un poco.
(De Piedras Sumergidas de AÍDA OSSES, imagen Jessica)

sábado, marzo 11, 2006

Con la banda puesta


Bueno, los ritos son importantes, pero se me había olvidado. Este sábado tenía programada una tranquila mañana de descanso, después de una semana de más de doce horas diarias de trabajo, y con mis hijos con su padre. No pensé en ir al acto que en la mejor sala de la ciudad se haría para en primer lugar efectuar el cambio de mando regional entregando la intendencia a Julieta Cruz (raro que se haga minutos antes que el de la presidenta, ya que lógicamente la presidenta nombra a la intendenta y si aún no es presidenta ¿cómo va a nombrarla? se entiende que es sólo por razones de imagen) y luego transmitir por video conferencia el cambio de mando presidencial.
Pensaba que sería algo más, de esas tantas cosas que ocurren en el escenario, en el país, como una función por la que vamos pasando y no hemos sido especialmente invitados, así que nos detenemos a mirar un rato, saber que existe y luego seguimos en lo nuestro, la vida privada, las preocupaciones, los deberes, los placeres, en fin. Y no es que no me guste Bachelet, hasta participé en su campaña y deseaba con mucha fuerza que presidiera el país.
Pero he caído atrapada en la conciencia de la historia, en el peso del momento en que le ponen la banda, en que le gritan "Michelle, te queremos" y ella encantada responde con sus manos en el corazón y esa sonrisa que la ha llevado por caminos que al parecer no esperaba transitar. Me he emocionado con su emoción, al mismo tiempo que recordaba al país donde Pinochet era el personaje válido que entregaba la banda a Aylwin-la piocha más exactamente- y en ese símbolo terminábamos de aceptar cierta derrota, pero en un Chile asustado, también nos atrevíamos a soñar que la realidad podía ser distinta. Especialmente aquellos que no sabíamos más que por los libros lo que era la democracia. Sonaba bonito.
También recordaba el país que casi eligió a Lavín, con un Lagos que comenzaba a gobernar en medio de las críticas y que debo reconocer tuvo una excelente estrategia, donde el manejo de los símbolos y una buena dosis de política nos dejó un país distinto, donde lo que más aprecio como legado de Lagos es que se escribirá una historia razonable, donde la dictadura dejó muertos, torturados y no fugados con sus amantes al extranjero. Y que hoy todo el mundo entiende que todo eso está mal.
Puedo aún tener muchas disconformidades, ver aún injusticias sociales, ecétera, pero este país en la que una mujer puede gobernar -además sin tener marido- me gusta mucho más.

viernes, marzo 10, 2006

Citas:


"Las canas ya no se respetan. Se tiñen".
Woody Allen

lunes, marzo 06, 2006

Sobre la nueva intendenta regional


A pedido de Aguirre Bello de Mesa de Diálogo, hago algunos comentarios sobre la nueva Intendenta de Atacama, Julieta Cruz. Se trata de una militante de la democracia cristiana, muy cercana a Jaime Mulet, era su jefa de gabinete, y durante la campaña presidencial jugó un rol destacado en la provincia del Huasco. Profesionalmente es abogada, asistente social y vallenarina.
No es alguien con un perfil muy alto por estas zonas, hay nombres que sonaban más, pero sí es conocida por lo que contaba en el párrafo anterior, y además porque fue jefa de gabinete del intendente DC Guillermo Cuellar, durante los dos últimos años de la administración presidida por Aylwin.
Los comentarios dentro de la prensa de estas latitudes es que se trata de una persona de la absoluta confianza de Jaime Mulet –secretario nacional de la DC con un rol de primera línea en la campaña de Bachelet-, y su designación prueba más bien las influencias de este diputado. Esto, tomando en consideración que el Senador Ricardo Núñez estaba sumamente interesado en tener un o una socialista en la intendencia, probablemente pensando en la campaña que vendrá, para lograr su reelección.
Mulet lo pasó mal con Yasna Provoste como Intendenta (DC), si bien cuando le consultaron sobre su probable designación él dijo que le parecía bien, en las elecciones internas demócratas cristianas que se efectuaron cerca de dos meses después de la designación, no lo apoyó y peor aún, trató de quitarle votos, y durante su gestión trató más bien de disminuir la influencia y base de apoyo de este diputado colorín, lo que marcó ciertas guerras durante el período en que Provoste estuvo en este cargo. Razón por la que habría querido alguien de su más absoluta confianza, que le ayude así probablemente en las próximas elecciones tal vez pensando en un cupo a Senador.
Ahora, como también trabajé en la intendencia unos años atrás, me he enterado que al menos dentro de esta institución todos están muy felices -los funcionarios públicos- ya que tienen un grato recuerdo de ella como jefa de gabinete. Dicen que es una mujer tremendamente trabajadora, clara, que respeta a los funcionarios públicos y con un estilo de trabajo que incluye a las diferentes personas. Yo no la conozco (conocía bastante bien a todos los otros candidat@s) y por el bien de la región espero que sea como dicen los funcionarios de la intendencia.

viernes, marzo 03, 2006

"El periodismo es un oficio, no una ciencia"


Una interesante entrevista apareció en La Nación de Argentina a Leandro Zanoni, periodista y fundador de eBlog, uno de los sitios más visitados de la blogósfera argentina. En ella habla de lo sano que es que no sólo los periodistas estén escribiendo y haciendo noticias, desde el fenómeno blog.
También cuenta de la experiencia de una organización que tienen en Argentina de blogs de periodistas, que funciona como sello de calidad.
Una buena idea a imitar ¿no?Te aconsejo leerla entera, pinchando aquí

martes, febrero 28, 2006

Me enteré por el diario


(Cuento)

El Viejo Abogado despertó producto de la sed. No tenía su habitual vaso de limonada en el velador, que sólo él preparaba, tal vez se había ido a la cama demasiado ebrio para hacer ese esfuerzo. Dormía cada tarde en su cama de dos plazas, en esa vieja casa que su madre había construido con adobe y estuco y que él intentaba rehacer en cemento, pero que nunca avanzaba porque mejor la cocina allá o un galpón para arrendar, para luego arrepentirse y comenzar de nuevo en algún otro lado.
El Viejo Abogado tenía el alma más cansada que el cuerpo. A nadie se lo reconocería y tampoco nadie lo imaginaría ya que a pesar de su prominente barriga se le veía caminando erguido, sin que los signos de la edad se delataran en sus pasos, en su amabilidad diaria con conocidos y desconocidos que rápidamente se transformaba en furia, gritos e insultos cuando algo lo frustraba o lo alteraba. Y era bastante fácil hacerlo.
Se le veía cada mañana salir relativamente temprano y al medio día volver con bolsas, su infaltable ladrillo de vino tetrabrink y su amigo de la infancia, para cocinar y almorzar. Hace rato que todo lo que quedaba de su familia se había esfumado, tal vez producto de ese carácter y esa afición al vino que él no recordaba o que utilizaba a diario como la mejor amnesia, para seguir aguantando la vida que había construido. Su amigo salía a media tarde de esa casa, con la cara de un rojo oscuro, la mirada perdida y pasos vacilantes.
En medio de esa rutina algo trabajaba, lo que caía. Personas dispuestas a escuchar sus sermones, incluso retos, los que no se horrorizaban porque no tuviera una oficina, secretaria, ni que la única forma de ubicarlo fuera su casa. Mirar su escritorio era horrorizarse por el desorden, una vieja máquina de escribir ubicada sobre una mesa en la misma pieza donde estaba el comedor y un bufete, separados sólo de la siguiente pieza por una cortina. El antiguo comedor tal vez era el único vestigio de que alguna vez fue un abogado rentable, con un nombre conocido, quién imaginaría que había sido juez, con esa mesa señorial y un bufete parte del juego que desentonaban absolutamente con la vivienda, ubicada en un sector populoso y hasta calificado como peligroso.
Pero el Viejo Abogado no estaba para esas sutilezas. Se conformaba con tener un buen corazón y atender a varios que habrían terminado en la Corporación de Asistencia Judicial si no hubiera sido por él. Claro que muchos igual acababan en la corporación, después de una pelea o cuando descubrían que él había olvidado uno de esos tantos trámites que los juicios implicaban. Pero a veces ganaba, y los clientes le llevaban cajones de tomates o sandías como para llenar una pieza. Ahora tenía dos cajas de uva y había preparado chicha, porque siempre se mantenía activo, regando plantas, carpinteando o con cualquier cosa que pudiera agregar algo a su casa.
Ahora tenía un caso difícil. Se trataba de una mujer golpeada por el bruto de su marido, con hijos y cero idea de cómo trabajar y mantenerse sola. Ella lo había buscado, había llorado en su oficina-comedor mientras le hablaba de sus miedos, los moretones, y los dolores más profundos. El se comprometió a ayudarla, pero le advirtió que no sería fácil.
El Viejo Abogado logró que detuvieran al marido, lo soltarían luego, estaba seguro, y por lo mismo pidió medidas de protección para la mujer, que obligaran al esposo a irse lejos de la casa, no acercarse y dejarla en paz. Ahora, que estaba detenido, esperaba que los tribunales fallaran rápido porque si no, las cosas podían ir mal si la mujer tenía que enfrentar la furia del marido.
Estaba en la cocina cuando oyó los golpes en la puerta. Se acercó preguntando acerca de quién era el impaciente que tocaba así, pero nadie respondió. Y aunque era media tarde, el asunto le olió mal, así que más por instinto que lógica fue a buscar su antiguo revólver. Abrió la puerta y ahí estaba el marido furioso, con una navaja que le mostró mientras le gritaba que qué tenía con su mujer, con groserías le recalcaba que si la había llevado a la cama para querer encarcelarlo y meterse en lo que no le importa. Total él era un hombre que sabía como tratar a las mujeres para que no actuaran como putas, porque todas lo eran.
El marido furioso dio mal un paso al intentar acuchillarlo y el Viejo Abogado sacó su revólver. Gritó como siempre, le dijo que mejor se fuera de su casa y dejara en paz también a la pobre mujer y a sus hijos, total él no tenía miedo y esto lo sabrían en tribunales, porque él era un abogado en cambio y el otro sólo un pobre infeliz sin educación ni sentimientos. Pensó en disparar y arreglar así las cosas, después de todo el tipo lo había amenazado con un cuchillo que todavía tenía en su mano, podría argumentar defensa propia y tal vez así esa mujer quedara por fin tranquila.
Pero se vio a sí mismo en una comisaría, luego en la cárcel y en un tribunal argumentando la defensa propia y pensó que no le gustaba el rol de acusado, prefería la defensa o ser el acusador. Así que lo echó y cerró la puerta.
Un teléfono, que falta le hacía un teléfono. Se arregló y miró hacia fuera. Tenía miedo, estaba alterado y sus manos temblaban. Así que esperó unos minutos, y con el revólver en el bolsillo salió a la calle. No había nadie. Tampoco en la casa de la vecina que siempre le prestaba el teléfono. Por supuesto que no tenía celular y ninguna intención de adquirir uno de esos aparatos impertinentes que ponían nervioso a cualquiera.
El Viejo Abogado caminó más de cinco cuadras hasta que encontró un teléfono, llamó a carabineros y se identificó, contándoles lo que había sucedido y su preocupación por la mujer, les pidió que fueran urgentemente a verla, porque el marido furioso seguramente se desquitaría con ella.
Se fue inquieto de vuelta a su casa. Mejor cerró la puerta con tranca y resintió en su estómago el golpe de darse cuenta de lo fácil que era entrar a su casa por el patio. Así que cerró las puertas que daban al patio con cerrojo y sillas, y se preparó a pasar una mala noche.
De madrugada comenzó un escrito relatando los hechos, que a la hora de inicio de atención de los tribunales ya tenía listo. No encontró ni una sola moneda que lo llevara hasta allá, así que pasó a la casa de su amigo de infancia a pedirle algo de dinero y sobre todo compañía. El amigo lo esperó afuera mientras el Viejo Abogado hablaba con la jueza a cargo del caso, quien con su mejor sonrisa le prometió que actuarían con diligencia para decretar nuevas medidas y traer nuevamente al marido furioso a tribunales, que le darían un escarmiento a ese hombre.
Pero cuando llegaron al centro y en el kiosco de la plaza vio los titulares sangrientos de los diarios locales tuvo el mal presentimiento que ya era demasiado tarde. Al abrir las páginas y leer la noticia, vio confirmadas sus sospechas. El tipo estaba detenido, claro, Carabineros había llegado a sólo minutos que él la acuchillara tan ferozmente que nada pudo hacerse para salvarla.
En la noticia, consignaban la cantidad de cuchilladas que le habían perforado los pulmones, los pechos, la carótida, y lo narraban como un crimen pasional ya que la mujer quería dejarlo y hasta había iniciado acciones legales para expulsarlo del hogar. Argumentaban que el marido furioso decía que era una cualquiera, que estaba seguro que había otro.
El Viejo Abogado se sentó en la plaza y se arrepintió de no haberle disparado, y le dijo a su amigo “compadre, por estas cosas es que odio mi profesión, uno piensa que puede ayudar y al final probar lo obvio puede ser tan difícil que no sirve de nada”.
El amigo se quedó pensando y le dijo que él había echo lo que podía y más, y lo invitó mejor a comprar las cosas para el almuerzo. Esa tarde tomarían el mejor vino.